Informando a Profesionales del Turismo
Tuesday, 22 de August de 2017.
Versión Completa

Cuba y Rusia amplían proyectos en áreas de gran impacto económico

Por Alina Tiel
cubaindustria

La visita del presidente ruso Vladimir Putin a Cuba, en el año 2014, marcó un punto de desarrollo en las relaciones de colaboración y negocios entre ambas naciones, aspecto que se vio confirmado por la amplia delegación de empresarios y funcionarios rusos asistente a la segunda edición de la Convención y Exposición Internacional Cubaindustria 2016, que tuvo a ese estado como País Invitado de Honor.

Con el apoyo de la Embajada y la representación comercial de Rusia en este país, acudieron a esa cita 16 empresas rusas entre las que destacan la corporación estatal Rostec, el grupo de empresas Elcom, Helicópteros de Rusia, la división de autobuses del grupo Gaz, Iluishin Finance, y el Fondo de Inversión Rusia-Cuba, entre otros.

En el evento se dieron a conocer convenios en programas de gran impacto en el desarrollo económico y social de la Isla, como la producción de acero y la fabricación de equipos automotrices y ferroviarios.

George Kalamanov, ministro ruso de Industrias y Comercio, que inauguró el stand ruso en la Feria expositiva, resaltó que la condición otorgada por Cuba se debía fundamentalmente a la amistad de larga data que sustentan los dos países por más de 50 años, mantenida siempre a buen ritmo y que en estos momentos se fortalece.

El Ministro declaró que es intención de ambas partes avanzar en las áreas de la metalurgia, la energía eléctrica, el transporte (aviación, ferrocarriles y automotor), y además identificar nuevas áreas para el crecimiento sostenido del comercio mutuo.

Proyectos como el desarrollo tecnológico de la planta metalúrgica José Martí, el desarrollo de la planta generadora Máximo Gómez, acuerdos acerca del envío de máquinas Kamaz (por un monto de 150 millones de dólares), al igual que envíos de locomotoras, vagones, aviones y otros equipos para la aviación civil son negociaciones que se materializan en esta ocasión, anunció en aquel momento.

Igualmente se espera que nuevos autos Lada se sumen a los cientos de miles que entraron hace decenas de años y aun ruedan en Cuba.

A lo anterior se añaden formas no tradicionales de colaboración como el suministro de recursos para la industria turística, reveló Kalamanov, al tiempo que comunicó la búsqueda de más puntos en común para el desarrollo del comercio bilateral.

Salvador Pardo Cruz, ministro de Industrias cubano, subrayó por su lado que Rusia es un socio confiable con el que se ejecutan importantes proyectos de alto impacto en ramas estratégicas para el crecimiento de la isla caribeña.

Pardo ratificó la voluntad del gobierno cubano de continuar desarrollando el comercio sobre bases mutuamente ventajosas, para lo cual se firmó una hoja de ruta que prevé importantes proyectos, 18 de los cuales se evaluarán en la próxima comisión intergubernamental entre los dos países.

Del mismo modo Tatiana Mashkova, vicepresidenta del Consejo Empresarial Rusia-Cuba, afirmó que  “Podemos aprender de Cuba también, pues el país tiene grandes avances tecnológicos en el campo de la biomedicina o del software”.

También el embajador ruso en La Habana, Mikhail Kamynin, sustentó que las relaciones están en su mejor momento. A pesar de que los tiempos soviéticos dejaron el listón muy alto, esta nueva etapa se perfila ya como la más abierta y fructífera de las relaciones bilaterales, agregó por último el Embajador.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.