Informando a Profesionales del Turismo
Monday, 11 de December de 2017.
Versión Completa

El Caribe se recupera de huracanes y espera visitantes

Por: Leonel Nodal
huracanes

Tras una brutal temporada ciclónica,  las naciones del Caribe afectadas recuperan sus instalaciones turísticas a marcha forzada, a la espera del acostumbrado flujo de visitantes, lo que demandará un esfuerzo adicional de promoción y solidaridad para recobrar su clientela.

El azote de los destructivos huracanes Irma, José y María a su paso por las islas provocó un disloque de cruceros y vuelos hacia otros destinos y ahora las naciones más atadas al turismo esperan el retorno a la normalidad con el concurso de turoperadores, líneas aéreas y navieras.

La Caribbean Hotel & Tourism Association (CHTA) acaba de anunciar que el 70 por ciento de los destinos del Caribe están listos para reanudar sus negocios.

Según Matt Cooper, director de marketing de la CHTA, la  industria experimentó un duro impacto negativo de estos eventos climáticos extremos: las líneas de cruceros tuvieron que cortar cruceros cortos y crear nuevos itinerarios; las reservas de hoteles y tours han disminuido; y las agencias de viajes se enfrentan a una serie de cancelaciones, pero también están mostrando gran ingenio y resistencia.

Al respecto, propietarios de agencias, como John Lovell, presidente de Breton Village Travel Services, Inc. en Grand Rapids, Michigan, afirman que las reservas cayeron  9 por ciento desde septiembre, pero él sigue confiado en el Caribe, que viene mostrando un 20 por ciento de aumento general en las reservas respecto a 2016.

Por su parte, Courtney McCarthy, propietaria y fundadora de Elysian Travel, en Chicago, declaró que aunque muchos clientes tuvieron que cancelar viajes de vacaciones a Anguila, St. Thomas, Puerto Rico y St. Barth. Sin embargo, ella fue capaz de reservar a destinos no afectados (o ligeramente afectados) como Santa Lucía, Islas Turcas y Caicos, República Dominicana, Costa Rica, Jamaica y Aruba.

La CHTA está preocupada con las percepciones negativas sobre el Caribe que podrían seguir impactando negativamente en la industria.

Los reportes de los medios sobre los huracanes “están borrando todo el Caribe del mapa” para muchos viajeros desinformados, dijo Cooper de CHTA.

Una situación semejante es la que se reporta desde Barbados, un país que no sufre el impacto de un huracán desde 1955, pero que se ve afectado por el impacto de la confusión.

En declaraciones recientes a la prensa internacional,  Petra Roach, directora de Estados Unidos para la Barbados Tourism Marketing Inc., la confusión con la isla de Barbuda y la falta general de conocimientos sobre la geografía del Caribe han tenido un impacto en sus perspectivas de turismo.

Las agencias recepcionistas han sufrido sobre todo el  impacto de las cancelaciones de las líneas de cruceros. Los operadores aguardan a que descubran nuevos itinerarios y puertos que puedan acomodar a sus naves.

Según especialistas de esa rama de la industria de viajes,  muchos puertos en el sur y el oeste de la región no sufrieron ningún impacto de las tormentas.

Las Bahamas escaparon a los daños. Y varias que tuvieron que cerrar se reabrieron rápidamente, incluyendo las de La Habana, Martinica, Santa Lucía, Trinidad, Tobago y Granada. El puerto de San Juan acaba de reabrirse.
Carnival Corp., la compañía de cruceros más grande del mundo, dijo que los puertos de St. Thomas, St. Maarten, Grand Turk, Dominica, Tortola y St. Croix estaban reconstruyendo y las naves se dirigen a otras islas mientras tanto.

A juicio de los especialistas, el producto que parece estar funcionando mejor en el Caribe son los “todo incluido”, La mayoría de los hoteles con todo incluido están en Jamaica, Cuba, República Dominicana, Turcas y Caicos y el Caribe mexicano, que no se vieron muy afectados, excepto México, debido a los efectos del terremoto.

El caso más grave en el Caribe es el de Puerto Rico, que reclama la mayor solidaridad regional, aunque por su status la mayor obligación de ayuda corresponde al gobierno de Estados Unidos.

El colapso de infraestructuras de electricidad y telecomunicaciones, la destrucción de infraestructuras  en campos y ciudades, la parálisis de la industria, el comercio y el turismo –una de sus principales fuentes de ingreso-  tras el paso del huracán María dejó en situación crítica  la Isla.

El gobernador Ricardo Rosselló anunció que el costo de los daños causados por el huracán María oscilan entre  80 000 y 100 000 millones de dólares.

María vino a darle la estocada final a Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a Estados Unidos de poco más de 3,4 millones de habitantes, que atravesaba por una situación precaria, debido al impacto de una ruinosa deuda de más de 70 000 millones de dólares.

Uno de los sectores más afectados por el huracán es el turístico, ahora mismo inexistente por el cierre de hoteles y las limitaciones de los aeropuertos. Varios hoteles del área turística de la capital permanecen cerrados sin fecha de reapertura.

La solidaridad caribeña encontró su mejor expresión en la pequeña isla de Granada, donde se desarrolla desde el pasado 9 y hasta el 13 de octubre la Conferencia sobre el Estado de la Industria (SOTIC) de la Organización de Turismo del Caribe.

Autoridades del país informaron sobre la entrega de donativos a países de la región afectados, como Dominica, Barbuda y Cuba, pero más allá de ese gesto, se destacó el llamado de Patricia Maher, directora general de la Autoridad de Turismo de Granada, quien llamó a mostrar que “juntos como una región somos más fuertes".