Informando a Profesionales del Turismo
Saturday, 21 de October de 2017.
Versión Completa

Pladur Gypsum impartió talleres de capacitación en Cuba

Liliana Molina Carbonell
curso Pladur Gypsum-cuba

La compañía española Pladur Gypsum inició un nuevo capítulo en el desarrollo de sus vínculos con Cuba, al organizar por primera vez un curso de formación en la Isla sobre los sistemas constructivos Pladur y sus potencialidades para el mercado ibérico e internacional.

El taller, que sesionó esta semana durante tres días en el hotel Panorama, fue impartido por Antonio López, responsable de Formación e Instalación de Pladur, y contó con la participación de Almacenes Universales, TRD, CIMEX, empresas y organismos del Ministerio de la Construcción y el Ministerio del Turismo, TECNOTEX, TECNOIMPORT, Bouygues y la Empresa Constructora Mariel.

Durante el encuentro, se realizó la presentación de la gama de productos Pladur (placas, perfiles, pastas, accesorios…), con énfasis en las principales características para su correcta elección, implicaciones en el montaje, y comportamiento de los diferentes sistemas constructivos frente al ruido y el fuego.

Como parte de la agenda temática, López explicó, entre otros temas, el proceso de fabricación de las placas de yeso laminado, los tipos de placas y sus principales usos, y las condiciones generales que debe poseer una obra para la instalación de los sistemas Pladur.

De igual modo, se refirió al orden de ejecución de los mismos, el replanteo de tales sistemas en obra, el proceso de montaje para sistemas verticales y horizontales, el tratamiento de manual de juntas y algunas de las deficiencias más importantes que pueden ocurrir en cada caso.

Según comentó en declaraciones exclusivas a Excelencias, el Centro de Formación de Pladur está dirigido a instaladores, y también a promotores, arquitectos, constructores y otros especialistas relacionados con la construcción y que requieran formación en ese campo.

Compartir información y experiencias —agregó— es el objetivo fundamental de estos cursos, que se realizan no solo en la nación ibérica, sino también en Francia, Portugal y recientemente en países de América Latina.

“Hay que hacer mucho hincapié en que la información llegue al instalador de forma correcta, pues le ayuda a realizar su trabajo y también da seriedad a la firma del producto para establecerse correctamente en el mercado. Nunca debe pasarse por alto la importancia de contar con capacitación sobre los distintos sistemas, ya que hay un elevado número de posibilidades en este sentido y, además, permite dialogar mucho más fácilmente con cualquier responsable de obra”.

López, cuya amplia trayectoria incluye 39 años de experiencia con Pladur y 22 años impartiendo formación, hizo énfasis también en el reconocimiento internacional de Pladur como la principal marca de fabricación de placas de yeso laminado en España. Asimismo, destacó la elevada calidad de sus resultados acústicos y térmicos, que están muy por encima de los tradicionales y potencian el confort de las viviendas y otras estancias.

En cuanto a los vínculos de la compañía con Cuba —que no se inician con estos talleres, pero que sin dudas da nuevos pasos para ampliarlos a partir de esta experiencia— reconoció que es un mercado en el que identifican significativas potencialidades.

“Creemos que nuestra apuesta es importante porque no venimos solo a trabajar e irnos, sino a quedarnos para apoyar al mercado cubano y contribuir a que todas las instalaciones que se hagan tengan la máxima calidad posible. Al final, ese es el camino que estamos intentando construir”.

Durante el intercambio con los asistentes al taller, trascendió que Pladur Gypsum incluye entre sus proyecciones aumentar la presencia en el mercado cubano y favorecer, incluso, el desarrollo de la industria del yeso en la Isla.

David Linares, Director de Exportaciones de la compañía, comentó que desde el año 2011 iniciaron conversaciones con el gobierno cubano para explorar posibilidades y oportunidades que faciliten el desarrollo de proyectos industriales.

“El equipo directivo, el director general y el director industrial, han estado visitando las canteras que hay en Cuba y se han presentado varias alternativas. Empezaríamos por fabricar el yeso de calcinación, que sería la materia prima para alimentar una fábrica de prefabricados y después una fábrica de placas de yeso de Pladur. Aún lo estamos estudiando conjuntamente y de momento no hemos acordado cuál es la hoja de ruta, pero estoy seguro de que vamos a encontrar un punto intermedio que favorezca a ambas partes”.