Informando a Profesionales del Turismo
Friday, 18 de January de 2019.
Versión Completa

Ryanair ignorará carta de los sindicatos a accionistas

huelga-ryanair

la compañía aérea Ryanair aseguró que una carta remitida por varios sindicatos a los accionistas de la compañía en la que pedían un cambio de modelo de negocio y soluciones para evitar más conflictos responde a un "intento fallido de generar noticias falsas" y será "ignorada" por la aerolínea y por sus accionistas.

De acuerdo a una información emitida por la agencia EFE, la compañía señaló que las afirmaciones aparecidas en esta carta son falsas, hechas por sindicatos pequeños de los que muchos de ellos, puntualiza, no están reconocidos por Ryanair.

En este sentido, la aerolínea irlandesa de bajo coste ya avanza que las cartas a los accionistas como la recientemente remitida por varios sindicatos europeos no serán tenidas en cuenta.

Los sindicatos españoles USO y Sitcpla, el portugués SNPVAC, los belgas CNE-CSC y LBC-NVK, y el italiano UIL FILT-CGIL les han enviado una carta pidiendo un cambio en su modelo de negocio para garantizar los derechos de empleados y pasajeros. Al hilo de esto, insisten en que aplique la legislación local en cada país y demandan soluciones que eviten más conflictos laborales.

Los sindicatos están dispuestos a negociar, pero quieren que los interlocutores sean designados por las organizaciones sindicales y no por Ryanair. Es cierto que la low cost ha firmado el “reconocimiento de los sindicatos” en el papel, pero en la práctica no ha hecho ningún avance ni ha firmado ningún convenio colectivo.

Al mismo tiempo, señalan que la “política de recursos humanos tiene aspectos similares a organizaciones mafiosas y regímenes dictatoriales”, en palabras de Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.

Como hemos visto en las últimas semanas, Ryanair no tiene reparos en usar el acoso, las sanciones, el envío de cartas y/o e-mails intimidatorios y las amenazas con recortar empleos en el trato a sus empleados.

Por todo ello, los sindicatos concluyen que la dirección de la low cost no tiene la sensibilidad adecuada ante la realidad laboral de sus empleados ni su confianza.